El dolor es una reacción normal durante el duelo, así como muchas otras que no debemos reprimir, pues no es sano. Si sumamos a la tensión que aparece durante estos momentos de sufrimiento, la tensión de reprimir las emociones negativas, nos acabará pasando factura de un modo u otro (física y/o psicológicamente).

El duelo es un proceso natural contra el que no debemos luchar, sino aceptarlo y dejar que pase. El tiempo lo cura todo, dicen. En este caso, darse tiempo es fundamental para adaptarse a la nueva situación que nos va a tocar vivir. La vida sin esa persona, será distinta pero puede ser una vida llena de momentos maravillosos acompañados de gente maravillosa.

La actitud que elijamos tener a partir de ahora será fundamental.

Estos primeros momentos estarán marcados por la desesperanza, la tristeza, el dolor y la pérdida. Pero poco a poco recuperaremos la fuerza, las ganas de seguir adelante, la paz de nuestro corazón e incluso la alegría.

¡¡Démonos tiempo y dejémonos ayudar!!

Contacte con nuestro servicio de apoyo psicológico si no se encuentra bien. Le ayudaremos a superarlo!!

  • Les servirá de apoyo para recibir unas pautas y o consejos, y sobrellevar mejor los próximos meses.
  • Les explicarán el proceso de duelo por el que pasarán estos meses y como detectar cuando se complica un duelo.
  • Les ayudará a desahogarse y entender lo que les está pasando.
  • Les servirá de apoyo y prevención de los riesgos para su salud.
  • Les servirá de ayuda para comunicar esta muerte a niños o ancianos.

Puede obtener más información a través del siguiente formulario.