La despedida de un ser querido tras su fallecimiento, pese a ser un momento duro y triste, podemos convertirla en la celebración de toda una vida, un momento para recordar lo que esa persona fue, lo que hizo, cuánto la quisimos y cuánto aprendimos de ella y con ella.

Te proponemos destilar la esencia de la vida de esa persona tan querida y especial para ti. Vamos a recopilar todas las emociones, recuerdos y experiencias posibles y las vamos a condensar en una ceremonia, un homenaje virtual, en un libro o en un vídeo para que nunca la olvides y puedas incluso transmitir tu amor y respeto hacia esa persona a generaciones venideras.

Nos permite acercar la personalidad, carácter, logros y trayectoria profesional y vital de la persona fallecida a quienes le apreciaron pero quizás no lo conocieron tan de cerca o no tuvieron oportunidad de tratarlo tanto tiempo.

Nos permite compartir las emociones.

Recordar con los demás los mejores momentos de esa persona.